Magnífica excursión por el Parque Natural del Garraf situado entre Barcelona y Sitges.

Es un espacio de interés natural formado geológicamente por rocas calcáreas. El carácter torrencial de las lluvias provoca una erosión mecánica muy potente que arrastra todo tipo de materiales; si añadimos la erosión química, que disuelve la roca caliza, el efecto es impresionante: valles y arroyos profundos y escarpados, de un tortuoso y bello trazado que la gente del país llama fondos.

Empezamos la ruta en el Palau Novell, primer monasterio budista de Cataluña situado en uno de los puntos más altos del parque.
Pedaleamos por caminos sinuosos rodeados de matorrales y especies africanas disfrutando del paisaje rocoso propio de la zona.

Nos acercamos a la costa entre los campos de viñas y los muros de piedra seca pasando por bosques de pinos mediterráneos.

Finalmente llegamos a la población de Sitges y, paseando por sus calles llegamos al mar.